Todos extrañamos un pedacito de nuestro país cada vez que viajamos. Algunos extrañan más la comida, otros la comodidad, y otros la calidez del colombiano. Pero siempre hay algo que nos llama para volver a casa luego de un divertido y relajante viaje.

Para los que hasta ahora nos empiezan a leer, somos dos colombianos que decidimos emprender con una marca de diseño, toda inspirada en Colombia. Les hablaré de mi experiencia cuando estuve en India y qué fue lo que más extrañe de Colombia.

  Lee nuestro primer artículo: Así nació este lindo proyecto  

¡La comida!

Siempre nos pasa, entre más lejos estamos más extrañamos. A mi me pasó desde el momento en el que me subí al avión. Lo primero que me sirvieron fue coliflor frito en una salsa roja, jamas lo voy a olvidar… La comida India es picante, muy picante, demasiado picante, fue difícil acostumbrarse en especial los primeros meses. Cuando estamos acostumbrados al desayuno colombiano típico, arepa, huevos, fruta y el tinto de todos los días, es difícil cambiar, en especial si es un desayuno lleno de especies y picante.

Hombre preparando Masala Dosa en India

Masala Dosa – Desayuno de todos los días en India

¡La arepa! La extrañe mucho, no encontré nada parecido, solo panes tipo crepes, entre ellos naan y chapati. También extrañé las empanadas, almojábanas, el pandebono y todos los manjares que tenemos para comer en Colombia a la hora de tomar onces; no existe algo parecido que quiten ese tipo de antojos.

La comida en Asia es deliciosa, aunque no la cambiaría por la colombiana. Para el almuerzo, solo pensaba en una bandeja paisa, arroz con pollo, ajiaco o un asado con mazorca, chorizo, carne, papa criolla y plátano.

arroz con pollo photo

Photo by fguillen

Algo que no pude sacar de mi cabeza ni un solo día fueron las galguerias. Lleve unos cuantos paquetes de papas de limón que sacaba cada vez que tenía un día pesado, el día que se acabaron me quería devolver.

El chocoramo, las chocolatinas jet, el bon bon bum, ponque ramo, quipitos y barrilete fue lo que más extrañe de dulces. Allá se encontraban papas con masala y dulces de masapan no tan apetitosos.

¡La Rumba!

Salir a rumbear y no encontrar salsa o saber que el único reggaeton que ponen es Don Omar del año 2006, es lo peor que le puede pasar a un colombiano.

Visitamos muchos bares y clubs en la ciudad, cerraban a las 12 am y llegábamos a las 11 pm (como se acostumbra en Colombia). La única música que colocaban era la india de la cual no entendía nada y todos los bailes eran coreografías.

Pasaron solo unos días para darme cuenta que los colombianos somos los más rumberos, el alma de la fiesta y a los que menos les importa llamar la atención. Definitivamente estamos hasta para animar un baile indio de electrónica y movimientos bolywoodenses que no entendemos.

baile photo

Photo by ___GDM___!

¡La Familia!

Cuando nos vamos de viaje, por un largo tiempo, la emoción no nos deja pensar, solo queremos irnos, explorar y conocer. Pero cuando nos encontramos en un lugar desconocido y estamos un poco perdidos, sabemos que la familia es lo único que nos va a apoyar, no importa la situación. Fue una de las cosas que mas extrañé además la comunicación era un poco complicada.

Cuando despertaba para ir al trabajo en Colombia ya estaban durmiendo y los momentos para hablar fueron escasos.

colombianos photo

Photo by Mr. Molina

¡Las festividades!

Una de las festividades que más extrañe fue Navidad. Llegamos a India a inicios de diciembre. Al no ser un país Católico, en muchas partes no se celebra navidad, no vimos un solo árbol de navidad en la ciudad en donde vivíamos, y mucho menos las luces que iluminan las calles como pasa en Colombia.

Extrañé las reuniones que hacíamos con nuestras familias. Ver como nos reuníamos a comer, bailar, tomar y disfrutar o escuchar villancicos todo el mes. Ver las luces en las calles y los arboles asomados en las ventanas de las casas.

De las festividades Indias que más puedo destacar y de las que más disfrute fue “Holi” el festival de los colores, que vale la pena mencionar porque es una la de los más reconocidas en el mundo.

Se celebra en todo el país, más que todo las comunidades Hindúes y tiene una duración de una semana, aproximadamente. Las familias se reúnen en las casas, calles y distintos lugares y se rocían colores en polvo, lo lanzan al aire, entre ellos, lo mezclan con agua y lo acompañan de música y bailes.

Celebrando Holi- Festival de colores

Celebrando Holi, Festival de colores Chaló Chaló

 

Viajar lejos de casa siempre nos hace pensar en lo que dejamos atrás y en lo que vamos a encontrar en el camino. Pero nuestra casa siempre va a tener las puertas abiertas. Debemos tener fuerza suficiente para superar los obstáculos del camino y tener la motivación necesaria porque cada paso que damos es por ellos y por nosotros.

¡Viajen, vivan, conozcan y regresen a compartir todas sus experiencias!

Viaje a Hampi, India

Viaje a Hampi, India Chaló Chaló

Share:
Written by Laura Romero
Co-Fundadora de Chaló Chaló. Apasionada por la fotografía, el diseño y el arte. Enamorada de los lugares mágicos de Colombia y con la esperanza de conocer día a día un poco más del país.